La Genealogía del Cáncer

El 4 de febrero fue el Día Internacional Contra el Cáncer. Como hijo, sobrino, nieto y biznieto de perdonas que han sufrido cáncer, he decidido escribir sobre cómo mi familia se ha visto afectada por esta enfermedad. El diario El Mundo publicó una noticia relacionada con el cáncer genético hace unos días.

Cada siglo ha tenido sus epidemias. Si en el siglo XVIII la viruela segó al vida de miles de personas, tanto ricos como pobres, en el XIX la gran asesina fue la tuberculosis. Gracias a los avances médicos y científicos, así como a una mayor toma de conciencia y educación en cuanto a alimentación, sanidad e higiene, hoy en día esas enfermedades han dejado de ser las principales causas de muerte en el mundo occidental. En pleno siglo XXI, el cáncer se ha convertido  en unas de las primeras causas de muerte entre seres humanos en la actualidad.

El cáncer no es una enfermedad nueva, pero su fatalidad se ha visto acentuada en las últimas generaciones gracias al aumento de las probabilidades de supervivencia del ser humano, y a la disminución de a mortandad infantil así como a la erradicación de muchas otras enfermedades. Hace un siglo las posibilidades de morir en los primeros años de vida eran altísimas, y las causas de muerte eran a menudo enfermedades hoy prácticamente desaparecidas. Por decirlo de alguna manera, la gente no vivía el tiempo suficiente como para morirse de cáncer. Sin embargo, a medida que la medicina se fue especializando y perfeccionando, el ser humano se fue haciendo más robusto, conseguía vivir más años, y por lo tanto se veía expuesto a enfermedades que antes apenas incidían en la salud de la población mundial.Pero seamos cautos: sugerir que antes no existía el cáncer sería una falacia; por ejemplo, un papiro del antiguo Egipto fechado aproximadamente en el siglo XVI a.C. describe los efectos del cáncer, y Heródoto, el primer gran historiador, dejó constancia de una mujer que sufría cáncer de pecho en Persia en el año 520 a.C.

Parece ser que los avances médicos demuestran que varios tipos de cáncer están ligados a determinados genes. Ayer mismo un periódico anunciaba que tener “genes neandertales” puede suponer un riesgo mayor de desarrollar hasta 12 enfermedades diferentes, incluido el cáncer de piel. Yo no soy científico, pero cuando uno analiza su propia historia familiar y encuentra hasta tres o cuatro casos de cáncer por generación, creo que es momento ya no de preocuparse, sino de tomar medidas.

De todas las ramas de mi familia, sin duda es la materna en la que el cáncer más abunda, y de todos mis antepasados, es la familia de mi bisabuela en la que me voy a centrar por haberse dado varios casos de cáncer de mama.

Mi bisabuela nació en Vigo en 1887; era la sexta de diez hijos (nueve niñas y sólo un varón). Tres de las hijas fallecieron a muy corta edad (de enterocolitis, tuberculosis pulmonar y sarampión), pero los otros siete hermanos llegaron a edad adulta, y de ellos sólo una hermana falleció en fecha desconocida, por lo que la causa de su defunción no ha podido ser comprobada. Sabemos que el varón falleció debido al asma que sufría; la mayor de las hermanas murió de bronquitis con 73 años. Las cuatro hermanas restantes, incluida mi bisabuela, fallecieron de cáncer con 66, 49, 59 y 72 años, aunque sólo (“sólo”) ella y una más fallecieron a causa de cáncer de mama.

Curiosamente ni el padre ni la madre de los diez hermanos murió, aparentemente de cáncer: mi tatarabuela murió a causa de la diabetes que padecía, mientras que a mi bisabuelo se lo llevó a la tumba una cirrosis. No poseo suficientes datos sobre la familia de mi tatarabuela para poder saber si por ese lado había casos de cáncer, pero la familia de su marido ofrece datos muy interesantes.

Mi tatarabuelo, en cambio, contaba con al menos dos casos de cáncer en la familia (acabo de solicitar la partida de defunción de una tercera que falleció a los 63 años). La más joven de ellas fue víctima de un cáncer de mama. Pero a partir de ahí, dada la escasez de datos aportados en las partidas de defunción, es prácticamente imposible saber de qué lado familiar procede el gen cancerígeno, si es que a tenor de todo lo anterior podemos suponer que tal gen existe. La madre de mi tatarabuelo falleció de consunción senil a avanzada edad, y su marido murió de una enfermedad pulmonar. Tanto en un caso como en otro encontramos que las madres de ambos murieron a una edad relativamente temprana (la madre de él en 1829 a los 52 años, y la madre de ella con 35 de “enfermedad natural”), aunque en el caso de esta última sabemos que tuvo una segunda hija que murió, por causas desconocidas, a los 48 años de edad.

Cabe pues suponer que sí existe un gen cancerígeno en mi familia heredado a través de las generaciones desde, por lo menos, cuatro generaciones, que bien podrían llegar a ser seis. Sólo los estudios médicos a los que ya se están sometiendo algunos miembros de la familia podrán revelar un día la posible incidencia de esta maldita enfermedad en las generaciones futuras. Como siempre, prevenir es curar, y dado que es recomendable realizarse una mamografía cada dos años a partir de los 50 años, incluso antes en casos como el de mi familia en el que existen precedentes, os pido que seáis responsables y contactéis a la Asociación Española Contra el Cáncer para que os puedan informar y asesorar.

Esquema del cáncer en mi familia materna.

Esquema del cáncer en mi familia materna.

 

Anuncios

Acerca de Dawsr

Passionate about Genealogy. https://elrincondelagenealogia.wordpress.com/ https://thegenealogycorner.wordpress.com/
Esta entrada fue publicada en Galicia, Genealogía, Vigo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s