Las elecciones… en 1910

cacique

Recientemente, mientras buscaban información sobre mi bisabuelo en la Biblioteca Galiciana, encontré por casualidad un curioso artículo escrito por él relatando ciertos sucesos relacionados con las las elecciones locales en Galicia en mayo de 1910. Se da también la casualidad de que hay varias referencias a  su primo segundo, Alejandro Cadarso Ronquete, por el cual mi bisabuelo sentía una evidente predilección y llegó a ser diputado provincial de La Coruña así como gobernador civil de Pontevedra, Huelva, Badajoz y Cuenca. El otro protagonista de la crónica electoral es Rafael Gasset Chinchilla, un abogado, periodista y político liberal, y tío del filósofo José Ortega y Gasset.

La noticia, además de bastante ilustrativa, nos deja entrever hasta qué punto el caciquismo y la corrupción estaban enraizados y asimilados en el psique político gallego. Reproduzco a continuación el texto íntegro publicado el 10 de mayo de 1910 en el Diario de Galicia:

“La Elección en Noya

Todos sabíamos lo reñidas que en este distrito se presentaban las elecciones que tuvieron lugar ayer; pero imposible formarse idea clara del verdadero aspecto de la lucha si no se presenciaba personalmente y no se pulsaban las opiniones de los electores.

Como natural y vecino de Noya conocía perfectamente que todo el pueblo era cadarsista entusiasta: tuve ocasión de comprobarlo la tarde y noche del sábado y en la noche de ayer.

Ayer por la mañana salí en bicicleta á recorrer los Ayuntamientos de Boiro, Puebla, Riveira y Son, siguiendo la pintoresca carretera que á modo de faja bordea el mazizo [sic] montañoso de Barbanza.

En Boiro aquellas pobres gentes son víctimas del más feroz caciquismo, habiendo perdido de tal modo la noción de sus derechos políticos (si alguna vez los tuvieren) que al preguntárseles con quienes votan contestan invariablemente c’os que mandan, pues saben que si se oponen serán enormemente gravados con toda clase de impuestos y vejados en sus personas é intereses, necesitándose vocación de héroe ó de mártir para oponerse á los señores que mangonean la cosa pública en este Ayuntamiento. Hablé con algunos labradores y me dijeron que tanto ellos como los demás vecinos querían mejor á Cadarso que a Gasset, pero debido á los caciques no podían votar al que tenía todas sus simpatías. Salí de este Ayuntamiento cuando se disponían á constituir las mesas en las demás secciones.

En la Puebla en donde estuve desde las ocho y media hasta las tres y media presencié actos tan inconcebibles, que solo mirándolos se pueden creer. Constituyéndose las mesas sin novedad alguna, á las diez y media llegó el señor Gasset en automóvil, fué á tres colegios y pidió la expulsión de los notario si pretesto [sic] de no haber comunicado el presidente de la junta provincial del censo al de la municipal el nombramiento de estos representantes de la fé pública: los presidentes de las mesas acordaron acceder á aquella petición; los notarios extendieron la protesta consiguiente. Al Sr. Ricoy, apoderado de Cadarso en la sección del Jobre le pidió el presidente el poder, que fué arrebatado de manos de un amanuense por D. Vicente Otero el cual se fugó con él en un coche; á continuación le echaron fuera del local por falta de personalidad: ésta expulsión fue apoyada por un grupo capitaneado por el dueño del Recreo Pueblense. En la puerta del colegio del Caramiñal, dos sujetos impedían la entrada á los electores cadarsistas, diciendo que ya se había terminado la elección con el triunfo del Sr. Gasset; eran las once de la mañana. El presidente de una de las mesas cogía las papeletas de los electores y las metía en el bolsillo; conozco el nombre de algún elector á quién sucedió esto. Algunos de tales hechos ya los telegrafié al DIARIO. Un grupo, transportado por dos coches iba recorriendo varias secciones, invadiendo los colegios é interrumpiendo el acceso á los mismos sin que el presidente hiciera nada por impedirlo.

En Santa Eugenia de Riveira no hubo otro incidente que un golpe dado á un interventor ó apoderado de Cadarso por consecuencia de una disputa acerca de la validez ó nulidad de un voto. Los amigos del Sr. Cadarso con estar en minoría respecto de los del Sr. Gasset, tenían muy bien organizadas sus fuerzas.

En el ayuntamiento del Son hallé gran entusiasmo, aunque en las urnas no fué tanto: atribúyese este pequeño entibiamiento á la circulación del dinero. Como esto es una acusación muy grave, conviene ponerlo en duda mientras no se tengan testimonios fehacientes de su realidad. Como todos los colegios están en la carretera, pude observar por mi mismo el afán que manifestaban aquellos electores por el triunfo del señor Cadarso, y como se enfurecían cuando oían narrar los atropellos cometidos en la Puebla. Al llegar al Són [sic], encontré un automóvil en el cual iba D. José Martínez, de Riveira, acompañado de otros señores gassetistas; no debió ir muy satisfecho de las frases poco amistosas que oyó relativas á su candidato.

A las nueves de la noche llegué á Noya, con la impresión de que si Cadarso no triunfa no puede achacarse á otra causa que á la falta de educación política del pueblo, conviniendo en gran manera organizar comités verdaderamente activos en todos los ayuntamientos y delegaciones en las parroquias aunque la mejor organización sería fundar sociedades obreras, agrícolas y de pescadores para que, dando cierta independencia económica á los electores, pudiera estos sustraerse á las amenazas de echarlos de los talleres, expulsarlos de las tierras que llevan en arriendo ó despedirlos de los almacenes en donde están empleados. Claro es que estas sociedades tendrían otros fines y obedecerían á una moral eminentemente católica.

J. [erróneamente pone F.] Martínez Pereiro

Noya 9 Mayo de 1910.”

El artículo trae una coletilla que reza:

“He visto una hoja firmada por el Sr. Gasset y con un sello de la alcaldía del Són, en la que ofrece pagar de su bolsillo el déficit, si le votan las dos terceras partes de los electores.

He aquí los datos que se conocen:

El Sr. Cadarso obtuvo en Noya 822, en Lousame 345, en el Són 1.116, en Boiro 302. Total 2.631.

El Sr. Gasset obtuvo en Noya 336, en Lousame 445, en el Són 427, en Boiro 1.060. Total 2.672.

Faltan datos de Puebla y Riveira.”

 

Anuncios

Acerca de Dawsr

Passionate about Genealogy. https://elrincondelagenealogia.wordpress.com/ https://thegenealogycorner.wordpress.com/
Esta entrada fue publicada en Archivos, Galicia, Genealogía, Noya, Puebla del Caramiñal, Puerto del Son. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s