Luis Cadarso Rey (1843-1898), el Héroe de Cavite

El 24 de noviembre de 1843 Manuela Rey de Andrade San Martín dio a luz en la coruñesa villa de Noya a su sexto y último vástago, un varón al que ella y su marido, Luis Cadarso Ayarza, decidieron llamar Luis, en honor a su padre y en recuerdo a un hermano fallecido pocos meses antes. El bebé fue bautizado poco después de nacer, ejerciendo de padrinos su tío, Jerónimo Rey de Andrade, y su propia hermana, Luisa Cadarso. La familia Cadarso gozaba de una buena posición social; el padre, originario de la localidad navarra de Viana, llevaba asentado desde su juventud en Galicia, donde ejercía el Derecho, mientras que la familia de su mujer era de fuerte raigambre gallega.

El joven Luis creció rodeado de una amplia familia. Aunque perdió a su madre a edad muy temprana, el segundo matrimonio de su padre con Josefa Rodríguez amplió la familia a tres medios hermanos, hijos de ésta y su primer marido, Ventura Ronquete. No hubo descendencia de esta unión entre los dos viudos.

Desde muy joven, el destino de Luis pareció hallarse en la mar, pues en enero de 1858, cuando contaba 14 años recién cumplidos, ingresó como aspirante en la Escuela Naval Militar en Marín (Pontevedra). Gracias a una Real Orden pudo ascender a Guardiamarina de 2ª Clase en julio de 1860, y tres años más tarde a Guardiamarina de 1ª. A partir de entonces, puede decirse que su ascenso fue meteórico. En julio de 1865 fue nombrado Alférez de Navío, y cinco años después obtuvo el grado de Teniente de Navío de 2ª.

Luis Cadarso Rey (1843-1898).

Luis Cadarso Rey (1843-1898).

Pocas semanas después, a la edad de 26 años, Cadarso contrajo matrimonio con Demetria de Andrés-Moreno Curiel. La joven, cuya familia paterna era originaria de Ortigosa de Cameros (La Rioja) y la materna de Lugo, seguramente conocía a su prometido desde hacía mucho tiempo, pues su hermana Emilia llevaba cinco años casada con uno de los hermanos de Luis Cadarso. La pareja de recién casados se instaló en Ferrol, la principal base militar de la Armada Española en el norte peninsular, donde un año después nació su primera hija, a la que llamaron Luisa. Un año después, Luis Cadarso desempeñó un papel de suma relevancia en la ciudad gallefa, cuando participó en la supresión de una sublevación republicana que intentaba desestabilizar la monarquía de Amadeo I. En agosto de de ese año vino al mundo su hijo, Luis Demetrio, pero la felicidad de la familia terminó abruptamente un año después con el fallecimiento de Demetria, a los 26 años de edad.

Es probable que Luis Cadarso encomendara el cuidado de sus hijos a algún pariente (quizás a su hermano Manuel y la mujer de éste) mientras centraba todos sus esfuerzos en encauzar su carrera política y militar, que le acabó destinando a Filipinas. Es probable que fuera en aquel país, entonces una colonia española, que conoció a la que sería su segunda esposa, María Natalia Fernández de Cañete Vida, de familia granadina. El matrimonio permaneció en Filipinas durante la siguiente década, pues fue allí donde parece que nacieron sus cuatro hijos: Luis, Carmen, Natalia y Emilio. Es probable que los dos hijos mayores del marino, Luisa y Luis Demetrio, fuesen enviados a la colonia para vivir con su padre, pues parece que fue allí en torno a 1892 que la primogénita se casó con Juan Fontán Santamaría, un Teniente de Navío madrileño de origen gallego.

Pero volvamos por un momento a la carrera militar de Luis Cadarso: en enero de 1878, residiendo en Filipinas, fue ascendido a Teniente de Navío de 1ª, y en abril de 1887 a Capitán de Fragata, seguido por el grado de Capitán de Navío en julio de 1895. Todo ello permitió que durante su dilatada carrera, Cadarso participase activamente en varios frentes y campañas militares, como la guerra del Pacífico. Fue precisamente en esta zona geográfica que nuestro protagonista desempeñó su primer cargo político, como gobernador de las Islas Carolinas (actualmente parte del Estado Federado de Micronesia) entre 1887 y 1891, experiencia que recogió en unas Memorias, hoy inéditas. Durante todas estas actividades, Luis Cadarso demostró un singular celo y amor al servicio de su país, además de notables aptitudes para el mando y un espíritu enérgico enmarcado por la disciplina militar. Su hoja de servicios da fe de su espíritu “noble y caballeresco”.

Debía de rondar Cadarso los 50 años cuando enviudó por segunda vez, pero el impertérrito noyés decidió contraer matrimonio una vez más en torno al año 1896, esta vez con Petronila de Sévigné Huesa, una navarra 28 años menor que él y varios meses menor que Luisa, la primogénita del propio marino. La unión probablemente se celebrase en Filipinas, pero la joven novia, ya encinta, debió de regresar poco después a su Tafalla de origen debido a las tensiones en las islas que a punto estaban de desembocar en una guerra abierta. En marzo de 1897 dio a luz a su única hija, Josefa, aunque por aquel entonces el padre de la pequeña seguía en las antípodas, estacionado en Filipinas, donde poco después se le detectó un tumor en la espalda que, le informaron, acabaría con su vida en poco tiempo.

El final de esta historia estuvo marcada por los eventos internacionales que se precipitaron en los meses siguientes. El 15 de febrero de 1898 el Maine, un buque de guerra americano estacionado en la Bahía de La Habana, explotó causando la muerte de 266 marines. El gobierno de Estados Unidos acusó a España de haber urdido un plan de ataque contra los americanos, y pronto la tensión desembocó en una declaración de guerra. La contienda entre España y Estados Unidos, primera y única vez que ambas naciones han mantenido un enfrentamiento bélico, fue percibida por los intelectuales españoles como una guerra patriótica en la que no sólo el prestigio y la estabilidad, sino la gloria y el pasado histórico del país estaban en juego. Sin embargo, quienes conocían bien las limitaciones armamentísticas y logísticas de España no se hacían falsas ilusiones.

En abril de 1898 Luis Cadarso tuvo tiempo para escribir unos renglones a su familia en Noya antes de que partiera un vapor-correo francés rumbo a Europa. Serían sus últimas comunicaciones con Noya. Una de sus cartas, dirigida a su hermano Manuel (quien, sin saberlo Luis, había fallecido un mes antes), rezaba así:

“Mi querido Manolo: Ignoro si me será posible escribiros en adelante. Han llegado las cosas á un punto en que no me es dado saber lo que será de mí. Rotas las relaciones diplomáticas entre nuestro Gobierno y los Estados Unidos, esperamos de un momento a otro la declaración de guerra, y como la escuadra americana está lista para atacarnos con seis barcos (cuatro de ellos acorazados), nos disponemos a batirnos aun cuando no tengamos ni un barco con protección. En el momento que sepamos la salida de la escuadra americana saldremos, este crucero y los “Isla de Cuba”, “Luzón” y “Castilla” para el inmediato puerto de Subic, en donde obraremos según los exijan las circunstancias, y tendremos que aceptar tan desigual lucha por decoro nacional. La imprevisión de nuestros gobernantes nos han conducido á esta enojosa situación. No obstante, si sucumbimos, será con honor, y con gusto sacrificaremos la vida siempre que algo podamos hacer en beneficio de nuestra desventurada patria. La pobre Nila [su tercera esposa, Petronila], inconsolable, y me veo en la necesidad de depositara en el colegio de Santa Isabel, en donde estuvieron algún tiempo Natalia y Carmen [sus hijas habidas de su segundo matrimonio]. Te desea restablecimiento de la vista y buena salud tu hermano, que te envía un cariñoso abrazo. Luis. Manila 21-4-98.”

La Batalla de Cavite el 1 de mayo de 1898.

La Batalla de Cavite el 1 de mayo de 1898.

Cadarso quedó al mando del Reina Cristina, que pertenecía a la escuadra liderada por el Almirante Patricio Montojo, la cual se había desplazado a Filipinas para enfrentarse al enemigo procedente de Hong Kong. Los combatientes se posicionaron el 30 de abril en la Bahía de Cavite, frente a la ciudad de Manila, pero no fue hasta la mañana del 1 de mayo que se oyeron los primeros disparos y detonaciones. Los estadounidenses, que dispararon hasta nueve veces más proyectiles que los buques españoles gracias a sus cañones de tiro rápido, consiguieron que Montojo se lanzase con sus barcos insignia Reina Cristina y el Don Juan de Austria armados de tubos lanzatorpedos para así torpedear el buque insignia del enemigo Dewey. Sin embargo, una lluvia de proyectiles americanos detuvo el ataque español, averiando gravemente la escuadra de Montojo, y forzando la retirada hacia la línea española bajo fuego estadounidense. Como resultado, los dos cruceros españoles Reina Cristina y Castilla resultaron incendiados, mientras que el Ulloa y el Marqués del Duero sufrieron daños considerables. En el caos que acompañó a la situación, una granada enemiga cayó sobre el Reina Cristina, alcanzando a Luis Cadarso, que murió en el acto. Su buque quedó semihundido e inservible.

La batalla de Cavite se saldó con unos 60 muertos españoles. Montojo, que logró sobrevivir a pesar de haber sido alcanzado en una pierna, fue encausado y expulsado de la Armada por haber abandonado a su escuadra antes de haber finalizado el combate, pero fue readmitido más tarde en la reserva; falleció en 1917. Mientras, la guerra contra Estados Unidos se prolongó varios meses, desarrollándose principalmente en el Caribe. La Paz de París acabó por confirmar la victoria americana, y España se vio forzada a ceder sus últimas colonias históricas: Puerto Rico, Guam, Cuba y Filipinas fueron inmediatamente ocupadas por Estados Unidos. De forma paralela, varias colonias españolas en el Pacífico (incluidas las Islas Carolinas, aquel archipiélago que Luis Cadarso había gobernado antaño) fueron vendidas al Imperio Alemán por 25 millones de pesetas.

Dado su sacrificio y heroica muerte, la figura de Luis Cadarso fue alabada en toda España, donde se le dedicaron calles, monumentos, paseos y hasta el malecón de su Noya natal. Varios de sus descendientes siguieron sus pasos y se enrolaron en la Marina, pero ninguno de ellos alcanzaría la fama ni la gloria de su antepasado.Hoy en día quedan numerosos descendientes del insigne marino.

Retrato de Luis Cadarso Rey.

Retrato de Luis Cadarso Rey.

De sus siete hijos habidos de sus tres matrimonios podemos apuntar los siguientes datos: su hija Luisa regresó a Galicia con su marido antes del Desastre de 1898, y tuvo siete hijos y amplia descendencia; en cambio, de su hijo Luis Demetrio poco sabemos, pues su pista se pierde en los anales de la historia; su otro hijo Luis, que fue Capitán de Fragata, fue nombrado Segundo Comandante de Marina de Santander en 1939, y tuvo dos hijos; Carmen se casó en primeras nupcias con Leopoldo Jáudenes Bárcena, con quien tuvo dos hijos, y después de enviudar contrajo matrimonio con su primo carnal, el Capitán José Cadarso Ronquete, con quien no tuvo sucesión; su hermana Natalia falleció soltera en 1959, mientras que su otro hermano, Emilio, fue Director de Pesca del Ministerio de Industria y Comercio (1939) y Capitán de Navío de la Escala Complementaria del Cuerpo General de la Armada (1949). La benjamina de la familia, Josefa, no podía tener recuerdo alguno de su padre por tener sólo un año de edad en 1898 (si es que alguna vez llegaron a conocerse, pues como hemos apuntado, nació en España); se casó con José Beneytez Pérez y tuvo una hija, que fue funcionaria de Exteriores y contrajo matrimonio con el Cónsul general de España en Casablanca. No tuvieron sucesión.

Anuncios

Acerca de Dawsr

Passionate about Genealogy. https://elrincondelagenealogia.wordpress.com/ https://thegenealogycorner.wordpress.com/
Esta entrada fue publicada en Alemania, América, Biografía, Emigración, Estados Unidos, Ferrol, Galicia, Genealogía, Guerra, Lugo, Madrid, Noya. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Luis Cadarso Rey (1843-1898), el Héroe de Cavite

  1. Pingback: Los Cameros de Noya | El Rincón de la Genealogía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s