La Hija del Cónsul Británico

Esta tarde, mientras ordenaba papeles y clasificaba documentos, encontré un recorte de La Voz de Galicia, fechado el 17 de junio de 2012, que me había dado mi tía Marta hace unos meses. El artículo, titulado “San Amaro muestra sus secretos“, relata las numerosas curiosidades que el cementerio municipal coruñés alberga al otro lado de sus muros.

Este cementerio, construido en 1812 (es decir, en plena Guerra de Independencia Española), es uno de los más grandes del litorial gallego, y quizá uno de los más bonitos. Allí no sólo están enterrados miles de coruñeses (sin olvidar los centenares de muertos que dejó tras de sí la epidemia de cólera de 1854-55), sino también incontables forasteros, tanto de Galicia como de otras partes del mundo, cuyos restos quiso el destino que descansasen para la eternidad en la capital herculina: Manuel Murguía, Juana de Vega, Eduardo Pondal, Aureliano Linares Rivas, Herminia Borrell, Pedro Barrié de la Maza… todos ellos reposan a escasos metros de distancia de una niña británica cuya tumba me ha llamado la atención.

Edith Hamilton Little nació sobre 1887, y poco más puedo decir sobre su vida, salvo que fue corta. Su padre, Sydney Hamilton Little, era el Cónsul británico en la ciudad de La Coruña a finales del siglo XIX. Nacido en 1849 en Irlanda (entonces una dependencia de la corona británica), Sydney pertenecía a una familia de clase acomodada que formaba parte del establishment imperial. Su hermano era coadjutor eclesiástico en el condado de Buckinghamshire, y el propio Sydney llegó a ser prelado de la iglesia protestante. Posteriormente, sin embargo, éste abandonó la iglesia anglicana y se convirtió al catolicismo. Casado desde 1874 con Edith Mary Stratton, Sydney pasó un tiempo en el Reino Unido con su joven familia (allí tuvo al menos una hija, Beatrice, y un hijo, Sydney) antes de comenzar su andadura como como Cónsul de Su Británica Majestad.

Sir Michael Hicks, tío político de Sydney Hamilton Little, permitió que la carrera diplomática de su sobrino despegase.

Su esquela, publicada en 1895, revela más datos sobre su vida. Sydney había estudiado en Oxford antes de ordenarse sacerdote en la iglesia anglicana. Desencantado con el lujo que su posición le aportaba, la decisión de Sydney de convertirse a la religión católica le privó de los privilegios a los que estaba acostumbrado, abortando así cualquier posibilidad de un futuro profesional brillante. Posteriormente se dedicó al periodismo y comenzó a trabajar para una publicación semanal de tendencia católica, The Tablet. En el periódico ascendió hasta alcanzar el puesto de subdirector, cargo que ocupó durante ocho o nueve años, hasta que Sir Michael Hicks, Conde de St Aldwyn y tío de su esposa, pujó por él para que fuera nombrado Cónsul británico en La Habana.

En Cuba, por aquel entonces una colonia española, Little se ganó la admiración de sus compatriotas, y de allí pasó a Madrid. Tras una estancia en la capital española fue nombrado Cónsul en La Coruña, donde precisamente falleció, por causas que desconozco, su joven hija Edith, de tan sólo 6 años de edad, un 8 de noviembre de 1893.

Noticia publicada en La Idea Moderna en 1894 relatando los detalles del accidente de Wilfrid Hamilton Little.

Tan amarga experiencia para Sydney y su esposa se vio acentuada un año más tarde cuando otro de sus hijos, Wilfrid, se cayó por las escaleras de su domicilio coruñés, causándole una herida en la cabeza y una congestión cerebral. Aunque no existen referencias en la prensa sobre si el pequeño se llegó a recuperar, sabemos que menos de un año los Little se habían trasladado a Andalucía, donde Sydney había sido nombrado Cónsul de Cádiz, Huelva, Sevilla y Córdoba. Fue allí donde le sobrevino la muerte, repentinamente, a principios de junio de 1895. Pero mientras su cadáver fue probablemente repatriado a Gran Bretaña, y la prensa inglesa se hacía eco del triste suceso, en La Coruña permanecían, como hoy,  los restos de la pequeña Edith, olvidada por todos, incluida su propia familia.

Anuncios

Acerca de Dawsr

Passionate about Genealogy. https://elrincondelagenealogia.wordpress.com/ https://thegenealogycorner.wordpress.com/
Esta entrada fue publicada en Galicia, Genealogía, La Coruña. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La Hija del Cónsul Británico

  1. Pingback: El Cementerio de San Amaro | El Rincón de la Genealogía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s